CARTAS

Que no se pierda la costumbre de escribir cartas

DESPEDIDA

Quería que supieras que mi ciclo contigo ha terminado, siento que no me queda mucho más para ofrecerte, estoy llena de reclamos, preguntas y miles de reproches. Me siento agotada emocionalmente. Es imposible continuar con algo en lo que no hay paz, tranquilidad, ni confianza. Los últimos años he tenido más momentos de angustia y tristeza que de felicidad.

Leer más »

A MI HIJA

Querida hija, llegará el día en que sientas que no puedes más, que el aire pesa y la vida se pone triste.Llegará ese momento que te preguntarás si de verdad vale la pena, te llenarás de dudas, te invadirá el miedo, y sentirás que has fracasado.Habrá un día que no tengas ganas de mirar al cielo, quizá hasta arrastres los pies en señal de protesta, se atorarán las palabras en tu garganta, y tus ojos se llenaran de lágrimas. Pasarás por algunos momentos en los que te sientas cansada, sin aliento, desvelada y agotada.Quizá ahora leas esto y creas que soy muy pesimista, pero créeme, si por mi fuera te dejaría todo tu camino pintado color de rosa y sin ningún tropiezo.Estoy segura que para los momentos felices y de mil colores te sobraran mis letras, y disfrutarás al máximo. Pero por si acaso se atraviesa un día gris, recuerda siempre que eres mi hija, levántate, lávate la cara, sacúdete.Toma un baño tibio con muchas canciones, tomate un café y cómete un buen pedazo de torta, ojalá de chocolate. Respira hondo porque te eduqué para no rendirte, mírate al espejo, sonríe, búscale el lado bueno a todo, no olvides que las pausas son para tomar impulso o corregir rumbos. Recuerda que hasta de los errores se aprende.En ocasiones necesitarás ir despacio, cantar muy fuerte para reencontrarte, está bien derrumbar los sueños y construir unos nuevos, a veces necesitarás sentarse a tomar un respiro, gritar para soltar el miedo, descubrirse, reinventarse y seguir adelante.Estaré para ti siempre, me colaré en un rinconcito de tu corazón para acompañarte toda la vida. Te dejare muchas letras para que me encuentres y estaré tan orgullosa de ti, que sentirás mis besos y mis abrazos incluso cuando ya no esté físicamente, mientras nos volvemos a encontrar, nunca lo olvides.

Leer más »

AL CORAZON

Pasaron años antes de poder notar que vives en ese espacio entre las costillas y el pulmón, haces un ruido al que uno termina por acostumbrarse y pasas a ser ignorado, estás justo ahí donde fluye la vida y la esperanza. Dónde tienes el motor que ilumina o el enorme dolor que paraliza. Es curioso, te notas más cuando dueles. Es triste, la rutina te esconde. Y peor aún en las alegrías te hago a un lado. Incluso he llegado a ignorar tus sabias advertencias. La cosa es que, si te detienes no existo, todo depende de ti.

Leer más »

QUERIDO HIJO

Querido hijo:Ser padres no es fácil, nos equivocamos a diario. Verlos crecer a veces nos asusta. Quizá en este momento nos valla mejor escribiendo que hablando. Espero que encuentres valor en estas palabras y las conserves por muchos años para tu vida. No olvides que cada línea está llena de amor infinito. Dios te quiere mucho y desea que seas muy feliz al igual que nosotros. Cuando eras niño era más fácil explicar, hacerte y verte feliz. Con el paso de los años a veces nos llenamos de dudas y preguntas. “¿Feliz? Lo veo difícil”, puede que esa sea tu respuesta, en este momento. Tenemos algunos días que nos preocupa que te alejes de Dios, por razones equivocadas. A estas alturas sabrás que nadie está libre de problemas, y a veces, parecen no tener fin. Ya te habrás dado cuenta que como seres humanos, no como padres somos perfectos, puede que en ocasiones tengas la sensación que Dios está en silencio o incluso ausente. Por esta época cuestionas todo y entendemos que hallan muchas cosas que te generen malestar. Pero ten la certeza, que no venimos a este mundo solo a sobrevivir. Estás en este lugar para ser feliz y para sacar el mayor partido a tu vida. Durante estos años todo ha sido un proceso, de crecimiento, formación y aprendizaje de muchas cosas. Quizá por estos últimos años tengas demasiadas emociones encontradas, tenemos discusiones, ya quieres hacer tus cosas, reclamas tu libertad y quieres sentar precedentes con tu criterio individual. Últimamente sientes que no estas de acuerdo con nosotros y a menudo te sientes molesto con las normas y las órdenes. Es normal, por esta época de inicio de la adultez, estas terminando la adolescencia, pero te aseguro que todo lo que vives aun hace parte de tu proceso de madurez.Tal vez al escribirte podamos intentar explicar algunas cosas que consideramos importantes, para que tratemos de llevarnos bien y para que sobre todo nunca olvides lo mucho que te amamos y nos importas. Esta claro que a esta altura del camino ya reconoces el bien y el mal, lo ideal es que puedas siempre tomarte el tiempo de analizar, con calma, cada situación que se te presente.

Leer más »

A MIS HIJOS

Hay tantas cosas que uno como padre quisiera que sus hijos entendieran y sobre todo recordarán, tantos errores que uno quisiera evitarles. Tantos consejos que quisiera dejarles grabados en su mente, el tiempo a veces es tan corto para tantas cosas que quisiéramos que aprendieran.Además, no somos perfectos, no tenemos manuales y cometemos muchos errores. A veces en medio de toda esta situación me aterra pensar que el tiempo no sea suficiente para transmitirles todas las lecciones, todo el amor. Otros días me siento a pensar que por nuestra vida pasaron padres y abuelos dejando una huella, una influencia que muchas veces por tantas cosas es difícil recordar. Somos una gran mezcla de costumbres y enseñanzas que se necesitan compartir para que no se queden olvidadas en el camino. Quiero que sepan que los amamos mucho y que vivimos orgullosos de ustedes. No somos perfectos pero hemos obrado de corazón, siempre tratando de hacer lo mejor para ustedes. A medida que pasan los años y los vemos crecer y se aumenta esa mezcla de sentimientos de nostalgia, orgullo y afán por terminar de enseñarles tantas cosas. Tenerlos ha sido el mayor desafío y la mejor experiencia que nos ha dado la vida. Solo así, se puede valorar la gran labor que realizaron nuestros padres. Es muy difícil recordar todas sus enseñanzas, además porque por el camino se convierten en memorias pasajeras. Son tantas cosas las que quisiéramos enseñarles, prepararlos y hasta evitarles. No alcanzan a imaginarse la indescriptible felicidad mezclada con susto que se siente ese día en el que cada uno de ustedes llego al mundo. Tener esa fragilidad, esa ternura y ese amor gigante en los brazos es una sensación maravillosa. Que a la vez genera una enorme responsabilidad y compromiso. Seguramente cometemos muchos errores, lo repetiré mucho, pero con la certeza y el firme convencimiento de que hacemos lo mejor. Hay momentos de alegría, buenos recuerdos, como también momentos muy difíciles. Pero ha válido la pena cada segundo, ha sido un camino lleno de altibajos que nos han enseñado a tener Fe, a caminar de la mano de Dios y a tener paciencia. Son tantas las experiencias y las lecciones que nos han dado que la lista es casi interminable, al lado de ustedes hemos crecido como personas, también nos hemos formado y sobre todo nos hemos acercado a Dios. Seguramente está carta seguirá en construcción toda la vida, siempre habrá algo que agregar. Son muchas las cosas que quiera que recordaran para toda la vida. La más importante que espero que nunca olviden, ni hagan a un lado a Dios. No den un paso sin el. No importan las circunstancias, nunca dejen a Dios fuera de sus planes. No pierdan la costumbre de agradecer en las comidas, de orar a diario. No permitan que nadie se burle de su fe, ni la ponga en tela de Juicio. Dios siempre va a cuidar de ustedes. Nunca olviden que fueron creados para el cielo y no para el mundo.Jamás pierdan la perspectiva, nunca dejen de diferenciar entre el Bien y el Mal. Nunca pierdan de vista sus valores, recuerden siempre que los valores no son negociables. El confort y el placer son pasajeros y jamás valdrá la pena sacrificar los valores por ellos. Si tienen dudas prefieran esperar y pensar, orar y pedir sabiduría a Dios.

Leer más »

PROPUESTA DE UNA COLOMBIANA

En medio de tantas críticas y tantos gritos, que tanto daño hacen a nuestro país. Sin inclinarme hacia ningún lado, ni ninguna corriente, lejos del modelo político desagradable que se ha desarrollado. Tal vez un poco arriesgado me atrevo a poner argumentos y soluciones que desde mi punto de vista pondría en marcha cuanto antes para aportar a construir país. Podrían quedarse en solo palabras o de pronto realmente llegar a algún oído que pueda poner algo de atención a algo. Parece tonto, pero miles de ideas se quedan en silencio y nada cambia.

Leer más »

CARTA A MI HERMANA

Un día como hoy... Nunca pedí una hermana, no recuerdo el día exacto que llegaste, tengo claro que has estado en todos mis recuerdos. Aunque crecimos en el mismo sitio, vimos la Vida con ojos diferentes, es curioso porque somos personas muy diferentes con tantas cosas en común que son sorprendentes.Cuando eres niño, una hermana es sinónimo de "toca compartir", algunos juegos y por qué no, de una que otra pelea.Pero pasan los años, creces y esa palabra toma mucha importancia, su significado cambia y su valor es incalculable.Quién podría pensar que esa niña que me sacaba mis muñecas para despeinarlas, me dejaba las barbies sin ropa y sacaba sin permisos mis cuadernos, seria hoy en día el mejor regalo que me pudieran dar mis papas sin saberlo. Tengo una hermana, una amiga, una confidente. Un gran apoyo, incondicional y sincero, a la que corro cuando algo no sale bien. A esta altura del camino, las diferencias que podamos tener o haber tenido son insignificantes, comparadas con el privilegio de poder caminar juntas y crecer cada día. En medio del sendero es un orgullo y más que un privilegio vernos reflejadas en la niñez de nuestros hijos. Definitivamente, el tesoro más grande es tener valores y principios, la mejor herencia la vemos en nuestros hijos y la mejor riqueza es poder caminar de la mano como una gran familia.

Leer más »

Crea tu propia página web con Webador