A MI HIJA

Publicado el 29 de marzo de 2022, 15:55

Querida hija, llegará el día en que sientas que no puedes más, que el aire pesa y la vida se pone triste.
Llegará ese momento que te preguntarás si de verdad vale la pena, te llenarás de dudas, te invadirá el miedo, y sentirás que has fracasado.
Habrá un día que no tengas ganas de mirar al cielo, quizá hasta arrastres los pies en señal de protesta, se atorarán las palabras en tu garganta, y tus ojos se llenaran de lágrimas.
Pasarás por algunos momentos en los que te sientas cansada, sin aliento, desvelada y agotada.
Quizá ahora leas esto y creas que soy muy pesimista, pero créeme, si por mi fuera te dejaría todo tu camino pintado color de rosa y sin ningún tropiezo.
Estoy segura que para los momentos felices y de mil colores te sobraran mis letras, y disfrutarás al máximo. Pero por si acaso se atraviesa un día gris, recuerda siempre que eres mi hija, levántate, lávate la cara, sacúdete.
Toma un baño tibio con muchas canciones, tomate un café y cómete un buen pedazo de torta, ojalá de chocolate. Respira hondo porque te eduqué para no rendirte, mírate al espejo, sonríe, búscale el lado bueno a todo, no olvides que las pausas son para tomar impulso o corregir rumbos. Recuerda que hasta de los errores se aprende.
En ocasiones necesitarás ir despacio, cantar muy fuerte para reencontrarte, está bien derrumbar los sueños y construir unos nuevos, a veces necesitarás sentarse a tomar un respiro, gritar para soltar el miedo, descubrirse, reinventarse y seguir adelante.
Estaré para ti siempre, me colaré en un rinconcito de tu corazón para acompañarte toda la vida. Te dejare muchas letras para que me encuentres y estaré tan orgullosa de ti, que sentirás mis besos y mis abrazos incluso cuando ya no esté físicamente, mientras nos volvemos a encontrar, nunca lo olvides.

Con amor,
Machis

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios