COMER, AMAR Y REZAR

Publicado el 1 de abril de 2020, 13:45

Siempre es bueno tener los pies en la tierra, asimilar y aceptar las cosas como van llegando, sin tanto análisis, finalmente Dios nunca se equivoca. A veces perder el equilibrio, nos deja tomar aire y volver a empezar, generar un nuevo balance. Conformarse a vivir por miedo al cambio no tiene sentido. Los pensamientos son como la ropa, debes elegirlos todos los días, a veces se debe romper el cielo para que una nueva luz ingrese.
Comer, rezar y amar

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios