¿VALIO LA PENA?

Publicado el 14 de agosto de 2021, 18:38

Cuanto afán por crecer, tanta sed de libertad; apenas si pasan unos años y ya quisieras regresarte a la infancia sin preocupaciones ni rutinas.
En un abrir y cerrar de ojos estás lavando loza, haciendo comida, recogiendo y doblando ropa, buscando más tiempo para que rinda el oficio que parece no tener fin.
No sé en qué instante ya el tiempo no es tuyo y jamás alcanza. No importa cuánto hagas, te metes en un ciclo que no termina.
Y cuando llega la noche y está rendida ese silencio solo te sirve para recordar lo que olvidaste hacer, es el planificador del siguiente día. Seguramente en este punto, todos duermen, ya la casa está limpia y lo del día siguiente está bajo control. Respiras profundo, hoy tampoco quedó tiempo para ti.
Todos tus pasatiempos pasan a un segundo plano, al olvido; ya no recuerdas el último libro que intentaste empezar a leer sin éxito. Has visto el primer capítulo de esa serie mil veces porque te quedas dormida. Ya no volviste a hacer cita para las uñas, no hay espacio en tu agenda. Aquella reunión imperdible, el café con los amigos jamás se concreta. Llamar a una amiga se convierte en una odisea, siempre dices tal vez mañana. Tu tiempo de baño, maquillaje y demás se reduce al máximo. En qué momento se congela nuestro tiempo y se vuelve lento a tal punto que ya no pasan días, sino meses y años.
Y el día menos pensado ya no te reconoces en el espejo, de dónde salieron estás canas, de cuando acá estás arrugas y esos kilos de más, en qué momento… por suerte la casa siempre está limpia, tus hijos siempre están bien, no les falta nada…. Cuántas palabras dejaste de pronunciar en todo este tiempo, el silencio detuvo tu esencia, pausó la música. Parece que olvidaste cómo era reír, relajarse, descansar. Vives enojada, el no, es tu palabra favorita.
El tiempo no se detiene, no perdona y jamás se regresa. Ahora bien, ¿Realmente valió la pena?

 

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios

Crea tu propia página web con Webador