LAS REDES SOCIALES

Publicado el 18 de noviembre de 2019, 12:59


Realmente a veces me preocupa ver que muchas personas sufren de una u otra manera con las redes sociales, ya sea por lo que muestran o por lo que publican.
Esta nueva era (que ya lleva años), al principio por la novedad las redes eran la gran posibilidad de conectarte con todo el mundo, el camino a estar informado casi que de manera instantánea. Sin embargo, también se generaron algunas cosas extras como la pérdida de privacidad, el acceso a contenidos inadecuados, vulnerabilidad en temas de seguridad y la posibilidad de no saber en qué creer con tantas noticias falsas.
Es cierto las redes mueven masas, generan tendencias, hacen contenidos virales, influyen en tomas de decisiones, en la política. Pero son tan indispensables y adictivas, como controversiales y criticadas.
Existe un gran pacto silencioso que se firmó indirectamente con las redes que las hacen adictivas, sirven para hablar con Dios, es dónde se publica la felicidad la mayor parte del tiempo (aunque algunos lo llaman apariencias), y si estas muy molesto es el canal indicado para poner indirectas, frases célebres. En fin, una simple pasada por las redes y te pueden despertar un sin fin de sentimientos y emociones de todos los colores.
Considero que las redes son una herramienta para estar conectados, en lo personal me agrada que me acuerden de los cumpleaños y me encanta leer los mensajes que me escriben para el mío.
Me gusta leer mucho, así que me agrada tener a la mano mil artículos y poder elegir que leer, que creer y que verificar.
Hay grupos para todo y aunque no conozco personalmente a nadie, me agrada ver y debatir diferentes opiniones. Claro en algunos casos es molesto ver personas intolerantes que no miden lo que escriben y se ocultan detrás de un teclado para sembrar odio y mal trato, esa parte no la comparto. Me gusta generar debate, encontrar opiniones diferentes a la mía, algunas totalmente opuestas, pero que se puedan defender y discutir con argumentos, no con insultos.
Hablemos de las fotos, otro punto clave de las redes. Subimos fotos, compartimos cada lugar que visitamos, quizá molesto para algunos. En lo personal las fotos son la manera de inmortalizar un recuerdo. Me agrada ver las fotos que suben otras personas, a veces me antojo de algún lugar o de alguna imagen que me parece bonita. Incluso las uso de referencia si debo viajar a algún lugar que ya he visto en sus fotos. Me agrada ver crecer sus familias o verlos contentos. Incluso trato de leer siempre lo que publican pues es triste dejar palabras volando que no cumplan con su objetivo final, ser escuchadas, bueno es este caso leídas.
Pero curiosamente, hablando con más personas y escuchando sus opiniones, muchas personas se incomodan con las publicaciones, asumen que las risas son fingidas, las fotos actuadas y que se publican lugares, solo por aparentar y dárselas. Es curioso, pero algunos lo consideran humillante y ofensivo. Respeto las opiniones y como lo mencioné antes las redes pueden despertar muchas cosas diferentes en las personas.
Finalmente, mi única conclusión en este tema y claro muy subjetiva es que lo que uno ve en el exterior solo le remueve lo que tiene adentro y es el detonante para exteriorizarlo.
En otras palabras nada sale de ti que ya no habitarla antes en el Interior.
Muchas veces veo una foto o un lugar que me agrada y pienso, que envidia, se ve genial. Algún día quiero ir. Me alegra ver caras felices.
Subo mis fotos y mis lugares porque no quiero olvidarlos. Porque tal vez a otra persona le alegre el día y se distraiga viajando a través de mis fotos o publicaciones.
Soy de las que trata de publicar todo en positivo, no porque no tenga días grises, días complicados, no porque quiera aparentar; es porque la vida a veces es complicada, se pone como engrudo difícil de moverse, pero una foto una frase solo me ayuda a recordar algo bueno, me centra, me ayuda a buscarle algo agradable a las situaciones.
En los días más difíciles, me dedico a ver fotos y a recordar, me rio sola. Y lo más difícil hasta ese momento, al menos se hace más pequeño.
Alguna vez leí que la felicidad no existe, pero hay que tratar de vivir con el menor dolor posible (Schopenhauer).
Así que trato de sacarle provecho a las redes como una herramienta, como el archivo de mi memoria y como la opción de poder mantenerme en contacto con muchas personas. Y pues bueno constantemente le aplicó filtros a lo que no me gusta y bloqueo lo que no me agrada.
Realmente pienso que una red social es para amoldarla a uno y no en sentido contrario.

 

 

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios

Crea tu propia página web con Webador