¿Y VIVIERON FELICES POR SIEMPRE?

Publicado el 19 de noviembre de 2019, 1:09


Todos hemos contemplado esa frase. En algún momento de la vida a todos nos ha tocado enfrentarla. ¿Quien no quiere ser feliz? y si es para siempre, ¡mejor! ¿No?
Siempre nos hacen crecer viendo las historias de amor entre príncipes y princesas que tienen un final feliz cuando se casan y siempre dejan esa sensación implícita, que vivieron felices por siempre. Esas historias que en la realidad concluyen con una gran fiesta y un gran matrimonio, curiosamente reflejan el vivieron felices por siempre, pero en la realidad, el panorama cambia y no es tan alentador porque cambia por completo.
Esa idea que desde la niñez se plantea como situación ideal, ha hecho que al enfrentarla con la realidad, cuando crecemos, genere muchas frustraciones; quizá se deba a que nos idealizan la felicidad, el amor y de alguna manera en la vida real, la conclusión es que es muy difícil y casi que imposible conseguir el final de los cuentos de hadas.
Seguramente sí, se ven diferentes personajes, ninguno con el final de los cuentos de hadas.... mujeres abnegadas sufriendo porque no saben como complacer a sus esposos. Algunas recargadas de mil cosas, como madres, profesionales y como esposas... Y obvio no son felices.
Otras tantas desadaptadas, que se convencen que deben ser las malas de las novelas y que a parte de ser brujas, pues obvio tampoco son felices.
Ni hablar de esa guerra absurda de feminismo, machismo que lo único que produce es la amnesia del trabajo en equipo. El origen real de una familia. Y por ende muchas más personas infelices.
Tal vez es necesario aprender sobre el amor y las relaciones sin idealizarlas, se necesitan historias de amor de carne y hueso. Estar preparados para enfrentarlas y vivirlas sin tantas pretensiones. Considerando que la felicidad es más sencilla que lo que algún día nos enseñaron.

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios