EL HOMBRE: ¿UN SER CONDENADO A SER LIBRE?

Publicado el 21 de noviembre de 2021, 14:16

 

La libertad es una palabra ligada a la naturaleza humana, considerada cómo un don gratuito, entendida desde la antigüedad como lo opuesto a ser esclavos. Desde el origen de los tiempos la libertad va relacionada con el libre albedrío, libertad de elección, la búsqueda del propio bien.
Se ha hablado de libertad entre pueblos, países, razas, culturas, géneros y personas. La libertad ha Sido la bandera de muchas guerras y en su nombre murieron muchos por siglos.
Una persona libre debe interactuar con el mundo, de acuerdo con su criterio. De acuerdo con su definición la libertad sería ausencia de obligaciones, sin embargo la libertad obliga a actuar con conciencia y encuentra un límite en la libertad del otro.
Definitivamente somos libres, pero no podemos atropellar a otros con nuestra libertad.
Dado el caso, tanto la voluntad, cómo la razón son fuentes de libertad y nos diferencian de los animales. Lo que quiere decir que el hombre libre es el que actúa de acuerdo con la razón.
“Mi libertad afecta mi vida, las condiciones donde vivo afectan mi Libertad” una frase que refleja que la libertad es relativa y condicionada, lo que a su vez le genera límites. No podría existir libertad sin condicionamientos, sin embargo, tener una libertad condicionada es una contradicción desde su definición.
A partir de esto surge ligado al concepto de La libertad, las leyes, aquellas normas que determinan los parámetros para garantizar la libertad individual. La libertad se afirma en la responsabilidad, esa fuerza consiente frente a si misma, que le obliga a asumir sus actos, a tomar decisiones y entrenar los resultados de cada elección.
Por ende la Libertad hace parte de los derechos fundamentales, la humanidad se desarrolla a partir de la libertad.
Un hombre es libre si actúa de manera autónoma, son embargo, cuando un hombre actúa, lo hace conscientemente, Lo que hace a su vez que interactúe con responsabilidad y coherencia.
La libertad se refiere a un acto voluntario, individual que permite tomar decisiones y elegír de manera autónoma. Pero para ser libre es necesario que la libertad sea respetada. Tomar decisiones de manera voluntaria es genera un concepto ligado también el compromiso de respetar la libertad de otros, cómo derecho y libertad individual.
La libertad debe conducir a la felicidad, a la tranquilidad, a la autorrealización. La libertad se vuelve un derecho y un deber.
El mayor acto de libertad es el amor. Pero no se ama realmente sin tener en cuenta al otro. Entonces la libertad requiere de renuncias, se ceder, de sacrificar, de estar dispuesto a ceder un poco. Ser libres es un compromiso, asumido desde el respeto.
Podemos concluir entonces que la libertad es un derecho fundamental y a la vez un deber obligatorio. El ser humano es libre por naturaleza y con cada acto que realiza lo demuestra, sin embargo la responsabilidad de ser libres debe estar ligada al respeto de la libertad de los otros. Lo que hace que la libertad sea una condena de por vida.

 

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios