SEMILLAS DE AMOR

Publicado el 24 de febrero de 2014, 15:00

 

 

 

SEMILLAS DE AMOR

 

 

 

 

Con amor a mis tres hijos…
Que son la razón por la que en muchas ocasiones respiro profundo y tomo fuerzas para empezar una y otra vez…

Hijo empiezo a escribirte con mucho amor, con el deseo de que algún día puedas leer y releer estas páginas y me puedas entender. Espero que sepas que ser padres no es una tarea fácil, que muchas veces la asumimos como si tuviéramos una venda en los ojos y no logramos saber que hacer a pesar de tener las mejores intenciones siempre… debo pedirte perdón…porque por ser adulto, me equivoco y te atropello con la excusa de que quiero lo mejor para ti.
Recuerda siempre que vivir tu vida, tu infancia, tu crecimiento es casi como volver a vivir la mía.

 

EMPECEMOS….
Formar una familia, asumir cambios, responsabilidades, enfrentar y resolver los diferentes problemas que se presentan no es una tarea fácil y sé que te amo con todo mi corazón y por ese amor reconozco que me equivoco a diario. Espero a través de estas palabras lograr que me entiendas un poco y sobretodo que me perdones.
Quiero que hablemos de muchos temas, quiero tener tu confianza, ser tu amiga, quiero educarte, enseñarte, evitar que cometas errores, quiero que estudies que seas una gran persona…quiero tantas cosa y tengo tantas ilusiones de verte crecer como una buena persona, que en ese afán cometo muchos errores, te presiono, te exijo demasiado.
Solo espero que recuerdes estas palabras cuando crezcas, la vida no es fácil, está llena de contrariedades, alegrías, tristezas, decisiones… y la vida de nuestros hijos es nuestra responsabilidad, una responsabilidad tan grande que asusta mucho.
Hijo sabrás que uno no puede escoger a sus padres, ni mucho menos a sus hijos; aun así construyes una familia y debemos aceptarnos con amor, tolerancia y mucho respeto. Si tu familia nace sobre el respeto y la tolerancia quizá tengan la mitad del camino hecho. Cuando estás dispuesto a aceptarte cómo eres con cualidades y defectos y por ende estas dispuesto a aceptar a tu familia igual con defectos y cualidades, sabrás que convivir en armonía será más sencillo.
Debes tener siempre en la mente que por difícil que se vean las cosas, por más rabia que tengas, debes tratar a tu familia con amor y respeto y por su puesto exigir para ti el mismo trato… podemos pensar diferente y debemos respetarnos esa diferencia y llegar a un punto intermedio… la clave negociar, no lo olvides negociar en buenos términos es la clave para que te pueda escuchar y entender… hazlo las veces que sea necesario hasta que logres que yo te entienda. Escucha bien, no es pelar, no es gritar, es dialogar negociando ahí está la diferencia.
No pierdas la paciencia, recuerda que a veces los padres somos cavernícolas, y nos cuesta poder entenderte y ponernos en tus zapatos…parte de la idea que nos asusta que algo malo te pueda pasar… cuando tengas eso claro y lo entiendas tal vez podamos encontrar una solución.
Si bien no escoges a tus padres ni uno a sus hijos, sí escoges tu pareja y espero que esta lección se te quede en tu cabeza y en tu corazón, pues es la decisión de vida que te marcará y que por ende dará inicio a tu familia…. Tomate tu tiempo, disfruta cada etapa con calma y con responsabilidad, no te apresures, recuerda que el afán nos hace cometer errores, toma tu vida y gobiérnala siendo el dueño de tus propias decisiones y todo lo que eso implica. Debes asumir tus errores y aciertos con la cabeza en alto. Cada decisión conlleva un reto que debes asumir sin perder jamás tu sonrisa, por difícil que te parezca la situación.
Trázate unas metas claras y no las pierdas de vista… no te levantes un solo día de tu vida sin saber para dónde vas, sin tener claro que debes hacer algo hoy que te acerque a tu meta. Y cada que cumplas una meta ponte otra más. Recuerda el lema de una película “camina hacia el futuro”, el pasado nos sirve para aprender y tener buenos recuerdos, pero no servirá quedarse mirando atrás. El futuro nos deja soñar y nos da ilusión…. Pero el presente es hoy y no se puede desperdiciar, vive cada día con entusiasmo, con alegría, no desperdicies tu vida en cosas que no valen la pena…. No lo olvides “camina hacia el futuro”
Son tantas cosas que quiero que sepas, tantas cosas que quiero que recuerdes, pero bueno, empezaré por contarte sobre el papel de nosotros los padres desde mis ojos. Además de hablar sobre varios temas que te tocarán en tu caminar por la vida… sácales provecho…

 

EL INICIO DE TODO: EL ORIGEN DE TU FAMILIA
La familia, un ladrillo que construye la sociedad, la base de todo… pero en ocasiones la que menos cultivamos. Debemos tener en mente y como prioridad fortalecer nuestra familia con principios y valores…solo así vamos a lograr cambiar para bien nuestra sociedad y brindarles un buen futuro a nuestros hijos… que finalmente cuando vean atrás solo recordarán nuestro ejemplo…esas son las verdaderas semillas de amor que les podemos heredar.
Suena muy bonito en palabras ¿verdad? En la vida real es más difícil, conformar una familia es bien complicado, te explicare: juntas a dos personas jóvenes inexpertas que vienen de ser novios y de no conocerse mucho, he aquí un consejito los noviazgos son una etapa en la que debes conocer tu pareja y evaluar si podrías conformar una familia con esa pareja; sin embargo, debo confesar que en un noviazgo a pesar de lo que dure, todo es color de rosa, los problemas son por bobadas, pero no verás a una novia o a un novio feo…existe una mágica atracción física que hace que todo lo que vez en esa persona te guste…el gran reto es lograr que ese gusto se transforme en amor, un sentimiento sólido que te servirá de base para formar una familia. El reto más difícil es lograr, a pesar de los tropiezos y problemas, que el amor se mantenga, crezca y se conserve con el tiempo…
Es un reto porque en la medida que el tiempo pasa, te vas sumando responsabilidades, tareas aburridas, trabajo, cansancio, estrés, llegan los hijos y ellos requieren mucha atención, así que la relación de los papas pasa por muchas variaciones…
Tal vez nos hayas escuchado o visto discutir con tu papá, tal vez en muchas ocasiones te hayas asustado, incluso nos hayas visto dormir en camas separadas, por lo que te pido perdón. Es un tema difícil que a los adultos nos cuesta mucho…
Muchas veces hijo discutimos y el malgenio nos hace olvidarnos que tu percibes todo y que con esas peleas solo te hacemos daño…
Tu papá y yo nos casamos enamorados hasta los huesos, nos conocemos desde los 5 años, fuimos pajecitos en un matrimonio, pasaron los años y no nos volvimos a ver hasta cuando teníamos 14 años….debo confesarte, fue amor a primera vista…de esos amores que ya no se ven…sin embargo, cada uno tenía su vida de adolescente y nos hicimos muy buenos amigos durante un año largo, hablábamos mucho, nos reíamos bastante y nos gustaba pasar tiempo juntos…después nos hicimos novios con 15 años, él fue y será mi primer y único amor.
Esa etapa de noviazgo que ya pronto tú también vivirás, es hermosa, lograr encontrar una persona con la que te entiendas a la perfección, que puedas reírte y pasar todo el tiempo del mundo es un privilegio…entenderás que a ningún papá le gusta vivir esa etapa con sus hijos ¿verdad? Es como si perdieran un hijo…porque uno ya no quiere estar en casa, solo quiere pasar tiempo con su novio…así que te contaré que desde esa época tu papá y yo nos entendíamos para todo, no teníamos mucho dinero, vivimos y crecimos en mundos muy diferentes, pero eso no impidió que construyéramos una relación muy sólida…igual hijo, peleábamos mucho…
Acá va otro consejito, un noviazgo es una etapa de la vida muy bonita que solo debe estar lleno de buenos recuerdos, debe darte alegría y felicidad… en el momento que eso no suceda, has un alto en el camino y replantea las cosas…recuerda que el objetivo no se puede perder y ese es ser feliz…
No permitas nunca que el gusto por una persona te enceguezca para ver sus defectos, hay cosas que no se negocian por nada del mundo y que las personas nunca van a cambiar… ya será tu decisión si puedes vivir con eso, que no te gusta, toda la vida o tal vez sea algo que no estés dispuesto a negociar… por eso vuelvo y te repito, ese tipo de decisiones se toman en un noviazgo… y es un error que cometemos mucho y cuando ya somos esposos y tenemos hijos estamos discutiendo por algo que debimos ver en el noviazgo.
Esa es la etapa en que debemos mirar las cosas que no estaríamos dispuestos a tolerar… esta es tal vez la principal razón por la que muchas veces los papás se separan, no cometas el mismo error… mira bien, terminar un noviazgo no es fácil, duele, pero pasa, nadie más sale herido…se involucran solo dos personas en esa decisión. En cambio, terminar una familia eso sí es difícil y complicado, es hacer hace sufrir mucho a nuestros hijos, espero que tengas en mente todo esto para cuando decidas establecer tu familia.
Bueno retomemos la historia, tu papá y yo tuvimos un noviazgo largo, tal vez nos equivocamos en algunas cosas, que espero te sirvan de espejo, para que no cometas el mismo error… peleábamos mucho, en ocasiones ya empezamos a gritarnos o a tirarnos el teléfono… eso no puede pasar, si tú quieres a alguien por enojado que estés debes pensar en solucionar el problema, sin ofender… La vida no es una competencia para obtener ganadores o perdedores, la vida es tan corta que todos debemos buscar vivir felices. Las relaciones con las personas que conozcas deben ser siempre ganadoras, ambas partes deben ganar, deben ser felices…. Eso implica entre muchas otras cosas que debes estar dispuesto a dar, pero también a exigir, que debes tolerar, pero a su vez hacerte entender y buscar un equilibrio que te permita estar a gusto; es bien difícil a veces poner de nuestra parte para conseguir ese objetivo. Recuerda lo ideal es tener siempre empates en felicidad.
Sabes hijo aprender a dialogar y a solucionar los problemas es algo que nos cuesta mucho a los adultos, por eso vemos guerras, conflictos, muertos… y si aprendes eso tendrás las bases para armar tu familia.
Hay que aprender a no gritar, no decir malas palabras y hablar de manera positiva, a escuchar y a entender que con amor se logra más, que por las malas… existen formas para hablar y hacerte entender… debes aprender a escuchar… a ceder y a exigir de manera justa y equitativa… siempre buscando un empate en felicidad.
Otro consejo, no tomes decisiones, no entables conversaciones ni soluciones problemas cuando estés enojado….el mal genio es pésimo consejero y no soluciona nada solo empeora las cosas… para solucionar un problema se debe hablar de manera calmada y tranquila solo sobre el problema, además si planteas el problema pon la solución en la mesa y escucha que tiene que decir la otra persona, escucha de corazón e intenta ponerte en su lugar, no es fácil…debo confesarte que es de las cosas que más cuesta en la vida…siempre creemos tener la razón en todo…jamás nos tomamos el trabajo de tratar de entender lo que vé el otro… y muchas veces nos sentimos igual, pero no logramos hacernos entender…
La clave es, creo yo, aunque sinceramente aún no he podido lograr entender y hacerme entender, es escuchar ponerte en el lugar del otro, entenderlo…y lograr que el otro se ponga en el tuyo y te entienda… si logras eso… ganaste tienes un empate técnico… Suena muy bonito, pero debo alertarte, por nuestra naturaleza humana no será tan fácil lograrlo, pero…no te des por vencido…
El amor no te permite juzgar y señalar, no te permite tratar mal, gritar, ofender… si tienes amor en tu corazón debes intentar por difícil que sea calmarte y pensar en la solución…si tú amas a alguien tú corazón no te permitirá lastimarla, si alguien te ama su corazón no le permitirá hacerte daño…ten en cuenta que los impulsos, la rabia, el orgullo son malos consejeros… aprende a manejarlos y a controlarlos… que seas tú el que los domine no ellos a ti, o te harán cometer muchos errores…
Hijo en cosas de sentimientos será muy difícil que entiendas hasta que lo vivas, pero muchas veces el amor se opaca por los defectos, por los problemas y por el mal genio…
Cuando tú te enamores y te cases, sentirás que el amor no te cabe en el pecho, pensarás que nunca vas a dejar a tu esposa, que pase lo que pase tu amor es a prueba de todo…el reto hijo mío es que cada vez que te aparezca un tropiezo pienses en ese sentimiento que te tiene al lado de esa persona… no salgas corriendo al primer problema… trata, hasta donde puedas, solucionar los problemas… toma decisiones a diario de amor, de empate en felicidad, mantén un equilibrio con tus relaciones.
No cometas el error que tu papá y yo a veces tenemos…pelear, discutir y no solucionar nada…
Hijo algo que quiero que sepas y que hoy en día me ha servido mucho para poder entender porque mis papas se separaron, es que uno es el esposo de tu mamá y otro tu papá. Me explico: no puedes tomar partido por los problemas entre papá y yo, son relaciones distintas…el amor de esposo y el amor de padre, son cosas diferentes…el de mamá y el de esposa…así que, a pesar de cualquier tropiezo, tu mamá siempre te va a querer cada día mas y tu papá también…esa es una cosa que debes tener clara para toda la vida…hasta que estés viejito…
Bueno, terminemos la historia, fuimos novios y novios por muchos años, pasamos juntos la época del colegio, nos graduamos… estudiábamos en colegios diferentes, teníamos estilos de vida diferentes, pero por alguna razón nos acoplamos muy bien… seguimos juntos mientras tu papá presto servicio militar un año más… luego en la época de la universidad…empezamos de día ambos estudiando…vivimos las fiestas, ir a bailar, pasear, salir…después nos tocó empezar a trabajar y estudiar de noche…viví con tu papá la separación de sus padres…algo duro pero que me sirvió para unos años después enfrentar la separación de los míos… luego nos fuimos a vivir juntos porque yo estaba embarazada… fue una época muy difícil… Aunque es de esa época de la que mejores recuerdos tengo…

 

EMPEZANDO LA FAMILIA
Tu papá y yo nos fuimos a buscar un apartamento para vivir juntos, por lo jóvenes nadie nos quería arrendar…pero al fín dimos con uno… no teníamos nada… solo la ropa… yo trabajaba en un banco (era cajera) y tu papá tuvo que empezar a manejar un taxi…vivir juntos ya no fué tan fácil, teníamos costumbres diferentes y chocábamos mucho…yo alzaba las toallas del baño para mi cuarto y tú papá se enojaba porque cuando él se iba a bañar no tenía con que secarse… yo nunca aprendí a hacer oficio, ni a cocinar; así que te imaginarás que nuestra casa era todo un desastre. Tu papá y yo veníamos acostumbrados a que nuestras mamás nos tenían todo listo, arreglado, planchado, la comida servida, solo era sentarse a la mesa a comer calientico, cada mamá sabía que nos gustaba y que no… y cuando nos fuimos a vivir con tu papá, me tocó enfrentarme a algo con lo que luche toda mi vida, y aún lo hago. Eso de asumir como mujer la responsabilidad de una casa: a mí me tocaba hacer oficio y yo no sabía ni tender la cama…no sabía cocinar… y debía hacerlo… no sabía lavar la ropa y me tocaba ver por mi ropa y la de tu papá… cuando yo vivía con mis papas salía muy temprano a trabajar o a estudiar y mágicamente al regresar todo estaba en su lugar, había comida caliente, mi ropa y mi cama estaban listos…Era como si cerraras la puerta y por arte de magia al volverla a abrir estaba todo en su lugar. Debo confesarte que llore mucho… incluso intente salir muy temprano, cuando cerraba la puerta, guardaba la esperanza que al regresar funcionara la misma magia que había en casa de mis padres; pero al regresar todo estaba peor que en la mañana…era una casa de locos…
Cuando salí de mi casa y me estrellé con que no era magia…. Tu sales de tu casa en la mañana y todo queda patas arriba y es tú mamá quien se queda recogiendo y arreglando el desastre de la casa todos los días, es tú mamá quien sabe que comes y como te gusta y lo tiene listo apenas llegas…debo confesarte que eso lo entendí el primer día que viví sola y llegue a mi casa después de trabajar y estudiar en la u… y ví que el desastre que había dejado en la mañana estaba igual o peor, no había comida calientica ni nada… ese día entendí que jamás valoramos a nuestras mamas, su sacrificio y su gran trabajo, que de manera muy desigual, aún se ve por estos días que debemos asumir, por ser mujeres…
Quiero contarte que a veces me quedaba sola y me ponía a llorar… todo estaba sucio y si intentaba cocinar quedaba horrible… además no teníamos lavadora… tocaba lavar a mano y me dolían las manos… con mucho sacrificio compramos una estufa chiquita, dos fogones, y nos prestaron una tele… teníamos una caja de cartón grande, que usábamos de comedor… usamos el palo de una escoba para ponerlo en la pared y colgar la ropa…mi barriga crecía por el embarazo y todo era más difícil cada día…
De alguna manera, Dios nos da a las mujeres una fortaleza especial, un amor tan grande que el día a día, se vuelve un reto…y que nos sentimos satisfechas con solo ver que nuestros hijos salen bien vestidos, con sus cosas en orden, o que se comen lo que les preparas… sólo cuando salí de mi casa entendí que ser mamá es la profesión más difícil del mundo y que nosotros los hijos somos muy desagradecidos…
Entendí también que aún en esta sociedad en la que vivo y en la que vivirás tú también, dedicarse a la casa, ser mamá; debería ser el mayor orgullo y privilegio.
Es un trabajo bien difícil si a eso le sumas que ser esposa también te hace asumir una serie de cosas que vuelvo y te repito no te dejan elegir y son desiguales, deseo de corazón que cuando formes tu hogar entiendas. El papel que nos toca a las mujeres es muy difícil, espero que seas un papá y un esposo considerado que busque el equilibrio y el empate en felicidad, en todo. Y a todo me refiero hijo querido, al oficio, al trabajo, al tiempo libre, a las tareas de los hijos, a la ropa, al reguero, a la comida… Que hermosa es una familia donde se reparten las cargas buenas y malas, donde papá y mamá se turnar para cocinar, donde papá y mamá se reparten el oficio de la casa, a pesar que a ninguno de los dos les guste. Que hermoso ver a un papá haciendo tareas con sus hijos, que bello ver a un papá trasnochando con un bebé que llora… hijo recuerda ser justo y equitativo para cuando debas pasar por esta experiencia…
Volvamos a la historia… tu papá y yo trabajamos muy juiciosos y empezamos a comprar las cosas de la casa y del bebé poco a poco y con mucho sacrificio…. Peleábamos porque yo he sido una feminista incansable y creo que los hombres y las mujeres pueden aportar de igual forma en un hogar, deben trabajar, hacer oficio y cambiar pañales por igual… y tu papá viene de una familia machista en donde a los hombres se les atiende… así que te imaginarás que tuvimos muchos problemas…
Además hijo debo confesarte que yo soy peliona por naturaleza… un poco terca… y al empezar a vivir con tu papá… todo lo que él veía bonito en mí, lo tuvo que combinar con mis defectos…era llorona, desordenada, no me gustaba el oficio, ni cocinar…y a mí también me pasó… a ese príncipe azul por el que había dejado mi casa, comodidades y muchas cosas…. le empezaron a aparecer peros… era un poco dormilón, se ponía bravo si lo despertaban, y cuando se ponía bravo… ¡ay Dios! El resto del tiempo no tomaba nada en serio, todo era un chiste...quería que le cocinara como la mamá y que lo atendiera como estaba acostumbrado… él quería imponer todo, donde debía ir la toalla, la losa, la ropa… yo decía que, en el cuarto, él, en el baño … debo confesarte que fue muy duro…
Vamos a sumarle a esa situación un poco difícil y tensa, las familias de cada uno…. Cuando uno empieza un hogar, algo que cuesta trabajo es aceptar a las familias de la pareja, ósea a tus abuelos… es otra prueba bien difícil, pues las abuelas tienden a ser sobreprotectoras y eso hace que la relación cueste un poco…pero con el tiempo eso se supera…sobre todo las mamas de los hombres somos muy difíciles…recuérdame por favor cuando sea tu turno para que no me ponga cansona…y recuerda tú por favor no comparar lo que haga tu esposa con las cosas que yo hago…. En serio quiero llevarme bien con ella, así que empieza colaborando…
Después de todo, tuve que entender que ellas solo tratan de ayudar, es lógico que les preocupe ver a dos jovencitos inexpertos formando un hogar… más si viene un bebé en camino… y con esos antecedentes que traíamos…no sabíamos nada de nada…. Quizá pensaron que tu vida y las nuestras corrían peligro…
Luego llego el primer bebé… algo más difícil aún… porque no sabíamos vivir juntos, no nos estábamos entendiendo, no sabíamos en donde estábamos parados… y para terminar de completar llega un bebé; que debo decirte, no trae instrucciones cuando nace…
Mi mayor experiencia había sido con unas muñecas… en mi infancia…que no lloraban, no comían, no se movían, no tocaba cambiarles el pañal y sobre todo no eran tan frágiles… y ni hablar de la experiencia de tu papá… él no había jugado con muñecas… espero que, en este momento, ya tengas una idea de nuestra situación … y que puedas por un instante ponerte en nuestros zapatos…
Súmale a este caos, un par de abuelas que se las saben todas… opinan y meten la cucharada en todo… no haga esto, haga lo otro… si llora haga esto, muestre yo baño al bebé, usted no sabe… en fin ni te imaginas… por esos días no me la lleve bien con ninguna de tus dos abuelas… yo peleaba por todo, quería tenerte solo para mí, quería aprender a conocerte, quería seguir mi instinto de mamá,…eras mi muñeco… mi tesoro… yo sentía saber que era lo que tu querías, no quería que te despertaran para bañarte o darte de comer…
Cuando uno tiene hijos, de alguna manera crece en ti un sentimiento inexplicable que es mucho más evidente en nosotras las mujeres… es sentir que algo crece en ti, ver crecer una barriga, padecer mareos, náuseas y al mismo tiempo esas ganas de llorar cuando sientes que te pega patadas en la barriguita….
Nace ese bebé tan chiquito, delicado, indefenso, que te reconoce como a su mamá, que se calma con tu vos, que debes alimentar con leche materna y crece un amor tan inexplicable que ese bebe y los que vengan después se vuelven tu vida entera…
Aunque debo confesarte que es tal la responsabilidad que uno asume sobre ese bebe, que incluso eso hace que te sientas muy sola en esa tarea… uno se siente muy cansado, muy asustado, feliz y emocionado… por eso es importante que cuando te toque le des una manito a tu esposa, de vez en cuando, al menos para que pueda dormir un poco… no lo olvides.
Bueno continúenos tu papa y yo tuvimos varios problemas, pero recuerdo uno en especial que quiero compartirte… nos peleamos por algo ya no recuerdo que…el caso es que cada uno trabajaba y empezamos a repartir las cosa por mitad… porque pensamos “esto no funciona”… lo fácil la solución es… separación, cada uno para su casa y acá no ha pasado nada…el vuelve a que lo atiendan y yo no tengo que hacer más oficio… ¿fácil no?...
Pues ríete hijo, que cuando llegamos al tema del bebe…que fue lo último, para mí era obvio que te ibas conmigo y tu papa no te quería dejar ir…eras de los dos… no podíamos dividirte… que problema ¿no?...
Recuerdo que tu tío, se enteró de los problemas y nos sentó a los dos nos habló y nos dijo… ustedes ahora están unidos para toda la vida por ese bebe y no se pueden llevar mal… ustedes han luchado por encima de todos y han superado muchas pruebas… ¿ustedes se quieren? Y ambos dijimos si… ¿entonces? Es que no podemos dejar de pelar por todo… él dijo: perdóneseme y vuelvan a empezar las veces que sea necesario… y no miren atrás… porque se convierten en sal… es una vieja historia de la biblia…que enseña a no mirar atrás a dejar todo allá y olvidarlo…
Aplica esto en tu vida, aprende de nuestros errores… siempre nos equivocamos, pero no somos perfectos, aprende a pedir perdón, aprende a perdonar… sobretodo perdona de corazón para que no tengas que mirar atrás y mortificarte con las cosas del pasado. Tampoco caigas en la rutina de cometer el mismo error siempre y esperar confiadamente el perdón… Si perdonas algo, déjalo olvidado y si te equivocas corrige tu error, no lo vuelvas a cometer… pero avanza, no mires atrás… aplica esto hijo en tu vida diaria, conmigo, con tu papa, tus compañeros… con todo…
Pasaron los años creciste rápido, llego tu hermano…el otro gran amor de mi vida… cuando tengas un hijos sabrás que el amor hacia un hijo es tan grande que se vuelve infinito para cada hijo… que los amas con diferencias, con cualidades, con defectos….
Después de esto hemos pasado pasamos varias situaciones difíciles que hasta hoy hemos podido sortear y por lo que me siento orgullosa de la familia que somos hasta ahora…
Sé que tenemos malos ratos, peleamos a veces… no aplicamos lo que te escribo acá… pero es difícil hijo…tratamos de hacerlo lo mejor posible…tratamos de ser un buen ejemplo para ti…. Pero no es tan fácil como te lo imaginas… espero que a estas alturas ya hallas podido entender un poco de lo que te hablo…
Ahí empezamos otra etapa, ser mama y papa…un reto más… para el que tampoco sabíamos nada…

 

SER MAMA…
Ser mama es una tarea enorme, un trabajo, una vocación, un arte. Muchas nos convertimos en madres como por arte de magia…no lo planeamos… llegado el momento… nos asustamos… no sabemos ser madres…nuestra única experiencia es lo que recordamos de nuestros juegos con muñecas… y el ejemplo que traemos de nuestros padres.
En la vida nos enseñan tantas cosas, pero jamás tenemos un manual para hacerlo todo perfecto…a pesar de tener el más grande amor hacia nuestros hijos y las mejores intenciones… descubrimos que nos equivocamos… que la vida nos pone en situaciones con nuestros hijos que no sabemos manejar.

¿Cómo entender a mama?
¿Sabías que papa y mama alguna vez fueron niños como tú? Tal vez les puedas preguntar ¿cómo eran? ¿A que jugaban? ¿Cómo le iba en el colegio? ¿Qué les guastaba hacer de niños? Estoy segura que te sorprenderás con las respuestas…
¿Qué ES SER MAMA?
Alguna vez te has preguntado ¿Qué es ser mama? ¿Qué significa esa palabra? Tomate unos minutos para preguntarte…tal vez, para ti tu mama es simplemente tu mama y punto…el diccionario dice que mama es la mujer que ha tenido hijos…
Bueno te contare algunas cosas…un poco de lo que a tu edad recuerdo…porque al igual que tú nunca me pregunte nada sobre mi madre…solo sé que ella siempre estuvo ahí, mi mama me hacia el desayuno, el almuerzo, la cena, las onces…mmm … sabía que me gustaba y que no…me insistía que comiera frutas y verduras, cosas de alimento… recuerdo especialmente que me molestaba llegar del colegio y que el almuerzo no estuviera servido, me gustaba que me sirvieran ni muy frio, ni muy caliente… ella sabía exactamente la temperatura ideal… odiaba que me salieran natas, mama me colaba todo para que estuviera perfecto… evitaba que me salieran cebollas…
¿Sabes? Mi mama recogía mi ropa, que por cierto dejaba tirada por todas partes, ponía todo en su lugar, me ayudaba con mis tareas, estaba pendiente de mi cumpleaños, tendía mi cama… tenía un don especial para saber y encontrar todo lo que yo nunca encontraba…
Recuerdo que salía de mi casa en la mañana, siempre corriendo para que el bus del colegio no me dejara…así que dejaba todo tirado…la casa quedaba hecha un desastre…pero a mi regreso todo mágicamente estaba en su lugar, ordenado y limpio…bueno jamás valore que todo lo hacía mama…ahora que lo vivo me doy cuenta que es una labor muy desagradable recoger todos los días, limpiar, ordenar, cocinar….
Si me enfermaba, mi mama estaba a mi lado, se trasnochaba, me rogaba para que me tomara los remedios… muchas veces la desperté en la madrugada porque tenía, tos, me dolía la barriga o había tenido un mal sueño…
Me llevaba al médico, al odontólogo, asistía a las reuniones del colegio, recogía mis notas…
Me advertía todo el tiempo sobre los peligros, me arropaba, me ponía sacos, bufandas, me hacía tapar la nariz cuando estaba haciendo frio… no me dejaba mojar si llovía… recuerdo que me parecía muy cansona en ese momento…y yo peleaba y la contradecía mucho…tal vez porque no la entendía…ahora sé que no era cansona, ahora sé que su amor era tan grande que solo quería protegerme, cuidarme y darme lo mejor…
Ahora que soy mama, entiendo y lamento mucho haberla tratado mal, no haberla entendido, pensar que era cansona…cuando solo quería cuidarme…lamento tantas veces que me enoje con ella, porque fui muy injusta…
Ser mama no es fácil, debemos cuidar a unos hijos que no se dejan… no logramos hacer que entiendan que los amamos que solo queremos protegerlos… veras que es muy difícil tal vez porque tu y yo tratamos de entendernos mutuamente…
Ser mama es la profesión más difícil del mundo, jamás vas a la universidad para aprender sobre ser mama…por ende estas en una gran desventaja con todas las demás profesiones… un médico, un abogado, un odontólogo; estudian por más de 5 años y aprenden sobre su profesión…
Una mama nace siendo una bebe que va creciendo, que juega con muñecas, Barbie y peluches…todo es un juego, va creciendo y pronto las muñecas y los peluches son solo para adornar la habitación…sus intereses y gustos ya son otros… hay que estudiar, salir del colegio, ir a la universidad…el tiempo pasa muy rápido y un buen día se enamora, se casa… como en los cuentos de hadas, con la ilusión del vivieron felices por siempre…un día se da cuenta que en su barriguita está creciendo un ser, fruto del amor…
Es una sensación tan extraña, son tantos sentimientos: alegría, amor…pero al mismo tiempo angustia de no saber muy bien que hacer, es una responsabilidad gigante, el tener una vida dentro de uno…que va creciendo durante 9 meses…es impaciencia, ansiedad por saber cómo será ese bebe…es la ilusión de conocerlo…al mismo tiempo es empezar a experimentar un montón de cambios físicos en nuestro cuerpo…porque quiero contarte que uno se siente rarísimo…a veces muerta de hambre…otros días el solo olor a la comida te hace vomitar sin ninguna explicación…es tan extraño que uno no sabe si es normal o estas enferma…
Es muy curioso verte crecer en la barriga, sentirte mover, dar patadas…pasa el tiempo y caminas como un pato, la panza es tan gigante que no cabes por ningún lado, el ombligo se desaparece…la ropa apreta… pero llega el día… naces
Ese día, es lleno de contrariedades…mucha ilusión y alegría de conocerte…mucha angustia por que no sabía que hacer…mucho miedo pues de pensar que todo salga bien…además debo confesarte que a las mamas nos toca lidiar con los nervios de papa…que se asusta un montón y no sabe ni que hacer…debo confesarte que tu salida de la barriga duele mucho…pero la emoción de oírte llorar y tenerte en mis brazos es el mejor analgésico del mundo…es una alegría infinita que lloras de la emoción… es una sensación tan linda, como un súper poder que te hace invencible, que te permite superar cualquier dolor, es algo que solo lo entenderás cuando tengas tus propios hijos…
Te ves tan pequeño y frágil, alimentarte con leche materna crea un vínculo tan grande entre tú y yo…dependes de mí, debo cuidarte, cambiarte, mantenerte limpio, dormirte, cuidarte, protegerte…
Debo confesarte que disfruté mucho de esa época, te bañaba, te vestía y a veces te cambiaba varias veces en el día de ropa…solo para ver cómo te veías y tomarte fotos…
Otras veces te despertaba, porque me parecía que dormías mucho y eso me preocupaba, no sabía si era normal que durmieras tanto … te hacia llorar para asegurarme que estuvieras bien…
Cada vez que abrías los ojos te daba leche materna o tetero, me preocupaba que tuvieras hambre o no quedaras lleno completamente… además porque la escupías… debo confesarte que varias veces te hice vomitar pues a mi parecer comías muy poquito y te insistía para que tomaras más leche…perdóname, no hablabas y no lograba saber si llorabas de hambre, sueño, sed, calor, frio… y te hice comer de más… hasta vomitar… en serio lo siento, pero créeme no tenía como saber si estabas lleno o no…

Me pasaba horas jugando contigo como cuando era niña y jugaba a las muñecas…solo que ahora era mi bebe de verdad…te peinaba, te besaba, te soplaba la barriga, te alzaba…varias veces deje quemar las ollas del almuerzo por estar embobada contigo viéndote hacer muecas, gestos, risas, sacar la lengua, chupar dedo, cada cosa era una proeza…son solo unos meses en los que dependes todo el tiempo de mí, creces y poco a poco aprendes trucos, lloras si quieres algo… empezarte a comer de todo y dejaste la leche materna…te sientas, coges cosas…pronto gateas, hablas y por alguna razón ya no te gustaba que te alzara, ya no duermes tanto, quieres coger todo, empiezas a caminar solo y tambaleabas de lado a lado y yo sufría de pensar que te golpearas…la verdad, aunque uno no sabe nada de nada sobre ser mama…aparecen muchas personas, las abuelas, tías, amigas…que te dan consejos…pero sabes? En el corazón de una mama hay un sentimiento de protección y amor que te hacen actuar buscando y pensando siempre en lo mejor para tu bebe…es una época tan bonita que se pasa tan rápido, eres bebe solo un año y el tiempo pasa tan rápido que hoy te veo ya como una personita gigante, con valores, responsabilidades y formando su propia vida…no puedo evitar sentir un poco de nostalgia, al verte creer…pero a la vez siento una alegría enorme y un orgullo gigante cada días tienes más y más habilidades y cada vez me necesitas menos… es la ley de la vida…
Yo aún te veo como mi bebe, y no puedo evitarlo, me cuesta verte crecer, sé que día a día eras mas independiente, quieres hacer tus cosas, explorar, salir, correr…pero hijo yo aún me siento igual de asustada como cuando tambaleabas en tus primeros pasos…tu no le temes a nada, todo te entusiasma y yo solo quiero protegerte, que no tengas ni un solo rasguño…
Son sentimientos encontrados, por un lado la alegría de ver que creces, que aprendes; por otro el miedo y el enorme amor que me hacen cuidarte y protegerte… y por otra parte un sentimiento que no sé cómo explicarte, tal vez un poco de tristeza de ver que cada que creces, me necesitas menos…
¿Sabes? a veces te veo molesto conmigo, debo corregirte y te enojas…hijo te amo, eres mi bebe y lo serás siempre…mira a tu abuela como aún me cuida…
Quisiera hijo que al leer esto te dieras cuenta lo difícil que es ser mama…que entiendas que no es un trabajo…bueno tal vez si…pero no es pago… no es una obligación tampoco…ser mama es algo que nace del corazón y que hace que todo lo que hagas sea por amor y porque así lo sientes…
Ahora que soy mama, comprendo lo difícil que es…estoy segura que si no existiera ese gran amor de mama del que te hablo…tal vez no podría hacerlo.
Hijo a nadie le gusta hacer oficio, recoger basura, tender camas, limpiar baños, lavar ropa, lavar loza, cocinar…ojala pudieras intentar un solo día realizar únicamente tus labores, arreglar tu cuarto, sacar basura…ojala un día valores un poquito lo que significa leer lo mismo todos los días, súmale a los oficio de la casa, mi trabajo, atender a tu papa, ayudarte a ti y a tus hermanos con las tareas…y tú te enojas cuando te pido que me colabores con algún oficio en casa… espero que de verdad entiendas que lo hago con mucho amor y sacrificio, espero que de verdad valores cada vez que regresas a casa para encuentras todo impecable… espero que cuando me veas cansada sepas entenderme y perdonarme… no te quepa la menor duda que hago lo mejor que puedo y con mucho amor… no lo olvides…
Yo al igual que tú me canso, me da pereza, hambre, sueño…pero ese amor del que tanto te he hablado hace que me sobreponga incluso cuando estoy enferma y dejo de pensar en mí para dedicarme a ti totalmente…
Sabes que en un trabajo o profesión puedes renunciar en cualquier momento…tienes un salario, vacaciones… una mama no tiene nada de eso… ¿qué pasaría si yo pido vacaciones? O peor aún ¿si renuncio?... para mí es un orgullo ser tu mama, es un orgullo poder estar en casa para ti… siéntete orgulloso de tener una mama… valora el esfuerzo y el sacrificio y de vez en cuando ayúdame un poco…
Recuerda que ser mama no es fácil…pero es lo mejor que me ha pasado en la vida y no lo cambiaría por nada del mundo…estoy segura que lo entenderás cuando tengas tus hijo…

 

SER PAPA… DESDE MIS OJOS
Te dejo constancia que quiero que te quedes con mi percepción de lo que es ser papa como yo lo veo, como lo recuerdo…usa por favor esta óptica que te brindo para sacar tus propias conclusiones y proyéctate en tu vida para ser el mejor papa del mundo…
Ser papa no es una tarea fácil, ellos tampoco saben mucho del tema nacen y dependen de su mama, crecen en medio de carros y balones… erróneamente (aunque actualmente está cambiando) crecen en medio de prejuicios como los hombres no juegan con muñecas, los hombres no lloran, no cocinan, no hacen oficio, deben ser fuertes… hay trabajos para hombres y para mujeres…. Mil ideas y preconceptos para mi muy errados…
Nada mejor para una mujer, mama y esposa; que un hombre sensible, respetuoso, tierno, amoroso… que sea honesto con sus sentimientos, que llore con su hijo, que comparta y ría, que cocine… que sea considerado, colaborador….
Te digo todo esto porque al mirar atrás recuerdo a mi papa, como alguien que nunca estaba en casa, que trabajaba muy duro, que vivía corriendo, de afán… comía rápido… nunca tenía tiempo para nada… que era muy exigente…odiaba las malas calificaciones…y si cometía un error era mi papa quien ajustaba cuentas…. Siempre recuerdo con cariño y nostalgia una frase que usaba mi papa… me decía que si no estudiábamos nos dejaba en la casa haciendo oficio…y pues que crees yo era muy buena estudiante solo porque odiaba hacer oficio… eso fue algo con lo que me estrelle cuando me case y tu llegaste… me toco hacer oficio… y eso que fui buena estudiante….
Te cuento esto porque quiero que veas y entiendas que mi papa en su momento me decía esto para que yo estudiara, fuera alguien…en su forma de pensar…. Pero yo crecí y me enfrente a formar una familia, trabaje, estudie…. Y por el camino tome una decisión cuando vi que en su momento que tú y tu hermano me necesitaban… que definitivamente el mejor proyecto de mi vida era sacar mis hijos adelante… más que ser una profesional exitosa… por el camino pues gracias a Dios logre equilibrar un poco de trabajo con la casa… un privilegio que obtenemos muy pocas personas…
De mi papa aprendí mucho y hoy en día lo valoro y lo quiero mucho... por el soy una persona honesta, trabajadora, madrugadora, responsable… buena estudiante… por su exigencia…y se lo agradezco… aprendí de los errores que vi en mis padres y trato de no cometerlos contigo… pero en esa carrera, cometo mil más que en el futuro tu veras y seguro no cometerás…
Pero siento hoy en día con nostalgia, que perdí tiempo valioso con él, siento que en su afán por cuidarme, educarme, exigirme… perdimos espacios para jugar, para compartir, para reírnos…para olvidarnos de las reglas y solo disfrutar una tarde de helado, de parque…. Su afán por darnos todo lo que necesitábamos, su afán por darnos lo mejor… lo obligo a trabajar mucho…, tanto que a veces ni lo veía… sé que él lo hizo con sus mejores intenciones y por su pesto mi intención no es juzgarlo, porque ahora sé que tomo una decisión pensando en lo mejor para mi… pero quiero que aprendas de nuestros errores… no todo en la vida es trabajo y plata… esas dos cosas en ocasiones te esclavizan y te alejan de las personas que más quieres….
El tiempo pasa tan rápido, que por más que hoy en día me esfuerzo por tener una buena relación con mi papa, me duele pensar que desperdicie tiempo que no vuelve…. Perdí días peleando con él, perdí días de no hablarle porque estaba brava… lo herí gritándolo, desobedeciéndolo, lo hice llorar muchas veces, lo vi desesperado porque no sabía que hacer conmigo, desperdicie la oportunidad de salir a correr detrás de un balón… de compartir una charla…. Me hubiera gustado mucho haberme sentado a hablar con él y escuchar de su experiencia sus consejos…
Cuantos errores hubiera evitado cometer si tal vez hubiera escuchado a mis padres…cuantos malos ratos hubiera evitado a mi familia si tan solo hubiera buscado relaciones de empate en felicidad…
Hoy en día sé que mi papa alguna vez me menciono que “la crianza se paga criando”, y sé que me quiso decir que cuando llegaran mis hijos entendería la gran labor que el hizo…y por su puesto mi mama…
No olvides que soy defensora de las labores en equilibrio… y tal vez en mi casa eso falto un poco…
Solo espero que llegado el momento seas el mejor papa que te dicte tu corazón, que le dedique a tu hijo todo el tiempo que puedas, que lo aproveches y lo disfrutes en cada cosa que haga y que seas el mejor ejemplo para él.
No te preocupes que si por el camino o en ese momento necesitas algo, ten la certeza que estaré para ti disponible las 24 horas del día, sin importar la edad que tengas… y lo grande o simple que sea tu duda… estaré acá con los brazos abiertos así solo sea para darte un fuerte abrazo…

 

CAMBIANDO EL TEMA…
Al verte hijo, quiero que sepas que siempre procuro darte lo mejor, me afana verte triste, quisiera que no te golpearas, que no sufrieras ni un rasguño… que no lloraras nunca, que no te equivocaras, que no estuvieras triste, que no te disgustaras conmigo… por eso desde mi papel de mama y en nombre de todas las mamas quiero pedirte que me perdones…olvido frecuentemente que fui niña, tuve tu edad y no me pongo en tu lugar para entenderte.
Algo es claro, quiero lo mejor para ti, te amo, aunque a veces te regañe, te exija, siempre lo hago pensando en lo mejor para ti. Constantemente estoy pensando en que mañana seas una gran persona, un gran profesional, que seas feliz, que tomes buenas decisiones y yo pueda seguir sintiéndome orgullosa de ti como hasta hoy.
Hijo tu y yo nos equivocamos tanto y todos los días que hoy quiero invitarte a darme la mano para que podamos caminar juntos, aprender y fortalece nuestra amistad. Nunca olvides que te amo, que no soy perfecta y me equivoco pero mi intensión siempre es buscar lo mejor para ti.
Quiero dejarte varias cosas que ojala te puedan servir para más adelante, que ojala puedas grabar en tu corazón cuando estés enojado, cuando tengas dudas…quiero sembrar en ti mi amor, mi ejemplo y mi confianza para que puedas enfrentarte a la vida.
Quiero con toda mi alma, que me mires y veas en mi las cosas buenas y las copies y que tengas el criterio de analizar y hacerme ver mis defectos… hijo no copies mis errores, aprende de ellos…
Deseo con ansias sentarme a hablar contigo, escucharte, entenderte y que me escuches y me entiendas… quiero poder contar contigo y que tu cuentes conmigo… quiero abrazarte… darte mil besos y que desde hoy me prometas que no volvemos a ir a la cama disgustados… que desde hoy siempre vamos a tratar de solucionar nuestras diferencias… cambiándonos de zapatos y buscando empates de felicidad…


CRECER…
Estas creciendo a pasos agigantados para mí y de forma muy lenta visto desde tus ojos…
Es curioso para mi hace nada que eras mi bebe, que estabas en mis brazos, que aprendías todo, a caminar, a hablar, a comer…y te has crecido de tal forma que estas a punto de convertirte en adulto y estoy yo afanada por transmitirte muchas cosas para cuando llegue el momento de que tomes tu camino y hagas tu vida… Aunque es irónico, tú haces tu camino y tu vida desde que eres un bebe… pero como ya te lo había mencionado antes, las mamas jamás vemos crecer a nuestros bebes… siempre creemos que debemos alertarlo y cuidarlo de todo…
Tu por el contrario tienes un afán por crecer, porque no te manden, por tomar tus decisiones, por salir del colegio, en fin…. Tanta es la ansiedad que el tiempo para ti se pasa lento….
Entiendes ahora cuando te digo que tenemos puntos de vista totalmente diferentes y que es por esta razón que a veces no nos entendemos…. Yo que no quiero que crezcas y tú que quieres crecer…me gustaría que encontráramos un punto intermedio ¿qué te parece?
Recuerdo que a tu edad me sentía igual, pero con lo que he vivido hasta hoy, ahora miro atrás y veo que muchas veces por ese afán e crecer, por esos impulsos que caracterizan a los jóvenes, por tantas otras razones no me goce cada etapa de mi vida como era…. Y es un consejo que te doy en este momento, solo porque eso que tu sientes y vives yo ya lo viví….
Crecer es genial, pero analiza esto: la época de ser bebe es más o menos hasta el año, después eres un niño más o menos hasta los 11, entras a la adolescencia desde los 12 hasta los 18 y tienes desde los 18 en adelante para ser adulto…Épocas tan cortas como la niñez, la adolescencia y no las disfrutamos al máximo…. Para ser adultos toda una vida… hoy si me lo preguntas añoro esa época de niñez y adolescencia, una época de juegos, sin preocupaciones, sin preocuparse por el dinero, con todo en la casa…


Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios

Crea tu propia página web con Webador