EL ORIGEN DEL MIEDO

 

Hace muchos años, una relación clandestina entre el Cerebro y el Corazón, hizo que resultara un hijo prohibido, el Miedo. El nace confundido, desubicado y atormentado. Verlo era difícil tenía forma, era real, pero solo podía percibirse cuando se sentía amenazado. La mayor parte del tiempo era imperceptible, invisible.
Sus padres algo confundidos, no sabían bien cómo alimentarlo, cómo educarlo; ponían su mayor esfuerzo por mantenerlo con vida y hacerlo crecer.

Su madre, lo alimentaba con preocupaciones, inseguridades, incertidumbres y ansiedad; eran esas emociones las que lo mantenían vivo. Su padre, mucho más racional, le daba altas dosis de adrenalina, acelerantes de corazón, inhibidores cerebrales, estímulos de peligro y amenaza.

Ambos padres hacían un excelente trabajo porque Miedo cada día era más fuerte.
Le hablaban siempre de limitaciones, inseguridades y lo alertaban sobre los peligros. Siempre tenían historias aterradoras, para contarle y subirle el ánimo.
Así Miedo fue creciendo, entró a estudiar, sus padres lo matricularon en la mejor escuela de dolor. Cada día experimentaban diferentes dolores físicos y emocionales que lo hacían crecer.
Con el paso del tiempo, no solo crecía; también se hacía más fuerte, su conducta habitual de huir a todo lo que pudiera generar temor, lo había hecho visible todo el tiempo. Todos lo reconocían.
Llegó el momento de entrar a la universidad, en ese lugar habían demasiados sentimientos juntos. Allí se hizo muy amigo de Timidez, permanecían generalmente solos y aislados del grupo.
Hasta aquel día que tuvieron que presentar un trabajo en grupo y les tocó trabajar con ellas.... Aquel día, todo cambió, Confianza y Amor... Ellas que, sin saberlo, les cambiarían la vida para siempre.

 

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios